REPÓKER DE CAMPEÓN

REPÓKER DE CAMPEÓN
CAMPEÓN DEL MUNDO (18-12-2011)

jueves, 30 de mayo de 2013

El valor de tener valores


Hoy se nos va del Barça un grande, una parte del mejor Barça de la historia. Nos ha dicho "hasta luego" un luchador, un jabato, un ejemplo para todos, como persona y como deportista. Hoy, 30 de mayo de 2013, Eric Abidal ha confirmado lo que era un "secreto a voces": el club decide no renovar su contrato, que expira justo dentro de un mes. Según él mismo, Abi se sentía con fuerzas para seguir: ha peleado para volver a disputar minutos y no se piensa retirar ahora. El club, en cambio, piensa de de otra manera. El francés, caballero, no quiere echar más leña al fuego: se reconoce desencantado, porque se ha cansado de esperar una propuesta deportiva y le ha llegado una administrativa. Demasiada limosna para un hombre de acción como él, acostumbrado a las emociones fuertes.
Evidentemente, la posición del F.C. Barcelona es, hasta cierto punto, entendible: el jugador tiene 33 años y todos sabemos por lo que ha pasado. Sin embargo, las formas no han sido las adecuadas. En primer lugar, por el cambio radical de postura: del "Abidal renovará cuando juegue un partido, el contrato está redactado" de Bartomeu en diciembre a la negativa actual, el giro es, cuando menos, de 180º. ¿Por qué? Pues simple y llanamente, me da la impresión de que en el club nadie pensaba que el bueno de Abi volvería a vestirse de corto: subestimaron la fortaleza del francés, su empecinamiento en volver a jugar. Y cuando recibió el alta médica y deportiva, evidentemente, se convirtieron en esclavos de sus palabras...
En segundo lugar, la segunda torpeza, falta de tacto o sensibilidad con el jugador se produce cuando éste, que ha escuchado como todo el mundo aquellas declaraciones de Bartomeu, espera día tras otro esa llamada para firmar... Y no se produce. Si no vas a contar con él, díselo a la cara y cuanto antes. Sé honesto con él. Es lo mínimo que se merece. No esperes hasta diez días antes de que acabe el campeonato. Dice Zubizarreta que la decisión de no renovarlo es "de las que pesan al ir a dormir". Evidentemente: más de uno en la directiva debería tener pesadillas con el papel desempeñado. No puede ser que se tengan 70 millones para fichar a una joven promesa brasileña y se escatimen unos cuantos para premiar el sacrificio de un ser humano, símbolo de un club con un presupuesto de más de 500 millones de euros y que presume del valor de tener valores...
Finalmente, el caso de Eric Abidal se suma a la no renovación de Pep el año pasado, de Valdés este año, el caso Puyol (mañana hablará tras un largo silencio, suponemos que sobre lo sucedido con su operación secreta), el misterioso caso de canteranos con los que no se cuenta (Muniesa) o que se renuevan para cederlos (Rafinha, Deulofeu). Mucho está cambiando este Barça. Y, obviamente, no es para bien. Queda poco del legado de los predecesores, aquellos que con tanto esfuerzo construyeron el mejor Barça de la historia, el de UNICEF y el Més que un club. Hoy por hoy, un club más...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada